Y es que el dinero le robó su corazón
Las mentiras le desalmaron el alma
Y me duele su dolor mucho más que su traición
Yo nací para quererla aunque se vaya